¿Qué es Mindfulness?

Mindfulness es un termino que recoge e incorpora a nuestra cultura occidental un estilo de práctica meditativa que propone estar presente para lo que acontece momento a momento. Su práctica no se remite a un objetivo, sino a una intención: Atender, contemplar esa experiencia deliberadamente, sin juzgarla ni categorizar la misma como buena o mala.

Así nos permitimos o damos la oportunidad de experimentar aquello que se presenta a la consciencia tal y como es, sin el sesgo de la interpretación que transforma esta experiencia en algo diferente a la percepción pura y directa de lo que se nos presenta.

La práctica se convierte así en un lugar desde el que investigar aquello que sucede y como nos afecta. La contemplación sucede en el aquí y el ahora, desde un lugar de presencia en la que todo puede ser objeto de observación, tanto a aquello que buscamos evitar para no tener que experimentarlo, como aquello a lo que nos aferramos porque deseamos que siga presente. Es fundamental ‘soltar’, dejar aquello que ha pasado por la consciencia para presenciar lo nuevo que viene a cada instante.

La corriente de Mindfulness que se extiende hoy en día en Occidente y el interés que suscita la misma se debe mayormente a su valor probado como medio de mejorar el bienestar general. Si bien esta propuesta procede de un lugar un tanto pragmático, quien desea profundizar en ello, puede descubrir que su vertiente original se halla conectada a una esfera más espiritual, hacia un lugar de ‘sabiduría’ y conocimiento que conduce a a liberación del sufrimiento, al reencuentro con una unidad de la que venimos y no dejamos de ser parte.

El origen de la práctica se enmarca en el Budismo, que la concibe como un camino esencial para el autoconocimiento de las causas primeras que nos llevan al sufrimiento innecesario y la comprensión profunda de su raíces; de que su origen nace de la tendencia automática de aferrarnos a los deseos y fines del yo. Si bien la meditación se convierte en el eje central de la practica budista ésta también ha formado parte de otras tradiciones religiosas y culturales.

Pero si dejamos a un lado el origen de su práctica y sus intenciones, el termino de ‘Mindfulness’ no deja de nombrar una capacidad humana, un aspecto de la consciencia a la que todos podemos acceder y desarrollar. Mediante la práctica se convierte en un aprendizaje implícito, en una actitud ante la vida, en un modo de ser y estar que puede ayudar a disminuir el conflicto interno y promover la armonía con nosotros mismos, los otros y el mundo.